¿ Aditivos alimentarios ?

Nos basta con ojear el listado de ingredientes de los productos que solemos comprar para ver que la mayoría de los alimentos usan aditivos alimentarios denominados comúnmente con la NUMERACIÓN E.
El uso de estos aditivos garantizan el aspecto, facilitan la preparación, la conservación, almacenamiento o el transporte de los alimentos, pero, ¿son siempre necesarios? ¿O la industria los utiliza para acelerar sus procesos?
Las técnicas de conservación han sido necesarias antiguamente para enfrentar periodos de escasez o alimentos fuera de la época estacional. Debido al desarrollo de la ciencia y la tecnología de la alimentación, sobre todo en las últimas décadas, se han descubierto nuevas sustancias, denominadas ADITIVOS ALIMENTARIOS.
Colorantes para mejorar el color; emulsionantes, estabilizantes y espesantes para mantener la textura de algunos alimentos; antioxidantes para evitar la oxidación o cambio de color; saborizantes, para mejorar el sabor; y conservantes con el fin de retrasar su descomposición.

aditivos-alimentarios
¿Qué son los aditivos alimentarios?

De acuerdo con el Real Decreto 3177/1983, se consideran aditivos las sustancias que se añaden intencionadamente a los productos alimenticios, con la finalidad de modificar sus caracteres, técnicas de elaboración, conservación y/o para mejorar su adaptación al uso a que se destinen. Es decir, un ADITIVO ALIMENTARIO es “una sustancia que no consumiríamos como alimento en sí, ni es un ingrediente alimentario como tal. Añadirlo a los alimentos tiene una intención tecnológica ya sea en fabricación, preparación, almacenamiento, etc. Con el fin de facilitar su conservación, mejorar su apariencia, su sabor, color, etc
Los aditivos alimentarios por ley se identifican en la lista de ingredientes del alimento, se identifica la función del aditivo como el aditivo en sí. (Por ejemplo, colorante E-100)
¿Cómo se mide la inocuidad de los aditivos?
A través de ensayos clínicos en animales se miden los efectos adversos que puede producir el aditivo. Se utiliza la dosis más elevada que no haya producido efectos adversos en animales y se establece la Ingesta Diaria Admisible. (I.D.A.)
¿Cómo consumidores que deberíamos hacer?
Aunque los aditivos alimentarios formen parte de nuestra alimentación, en la actualidad podemos prescindir de ellos en la medida de lo posible, eligiendo alimentos en cuya lista de ingredientes se enumere los aditivos empleados y podamos escoger aquellos que utilicen el menor número o elegir aquellos que no utilicen ningún aditivo y sean 100% natural. Además de consumir alimentos frescos o de temporada en lugar de alimentos procesados.
Por lo que recomendamos fijarse en el etiquetado de los productos antes de su compra o consumo.

Las rosquillas El Torro se fabrican como se hacían antigüamente, 100% naturales, sin ningún aditivo ni grasas añadidas.